Rutas ornitológicas en Córdoba

Córdoba es especialmente conocido por el indudable atractivo turístico de su ciudad, hoy hablaremos del otro turismo, el relacionado con su naturaleza.

La Sierra de Córdoba presenta una gran cantidad de ecosistemas diferentes; está rodeada por una increible variedad de paisajes que pueden hacer las delicias de los amantes de la naturaleza y de las aves. En el Alto Guadiato, las zonas esteparias se alternan con dehesas de suaves lomas; en ellas las avutardas y los sisones dan paso a las escandalosas grullas. De estas 3 aves, pese a su tamaño poco conocidas por el gran público, hablamos en los próximos párrafos.

Especies más características y representativas de la Sierra de Córdoba.

Aves en las estepas

Elanio Azul:

Una rapaz muy parecida en el vuelo a los cernícalos, pero se diferencia muy fácilmente de estos al disponer de un espectacular plumaje blanco, muy poco habitual en el resto de rapaces que podemos encontrar en la península.

Pese a su escasez antaño, es una de las rapaces de mayor expansión por el Alto Guadiato. Hoy en día es relativamente fácil poder verlo en la zona, oteando desde lo alto de postes de telegrafía o desde alguna torre eléctrica. Se alimenta de topillos y ratones. Gusta de terrenos abiertos con alta densidad de vegetación.

Grulla Común:

Muy bien representada en temporada inveranal en la zona del Alto Guadiato, aunque ya desde mediados de otoño pueden verses algunos individuos solitarios.

La mejor época para poder ver a las grullas es desde primeros de diciembre a mediados de febrero, siendo lugares especialmente recomendables los alrededores del Embalse de Sierra Boyera. El característico sonido de esta ruidosa ave no dejará indiferente a nadie que se acerque a contemplarlas.

Avutarda Común:

La Avutarda Común es una especie “no migratoria” y por tanto se puede ver en cualquier época del año en la zona del Alto Guadiato. Antaño especie de caza, gracias a su prohibición, actualmente este ave goza de unas nutridas poblaciones que crecen año tras año.

La Avutarda es la más grande de las aves esteparias y todo un símbolo en zonas cerealistas. Pese a su tamaño, no es fácil verlas de cerca ya que disponen de una prodigiosa vista que les permite mantenerse a distancia del hombre.

Ánsar Común:

El Ánsar Común es natural de Europa, norte de África y Asia. Cría al norte de Europa y Asia y en otoño migra hacia el sur llegando hasta el norte de la India, China y la costa europea y africana del Mediterráneo. La mayor invernada de Ansar Común en Andalucía es en Doñana; aún así, en las colas del Embalse de Sierra Boyera, es posible ver una numerosa colonia  de esta especie, tomando el sol y comiendo arena en las orillas de este pantano. La mejor época, los meses del invierno-

Aves Acuáticas

Las especies de aves acuáticas más frecuentes y que se pueden avistar con mucha más facilidad son:

-Patos Nadadores: Porrón Pardo y Ánade Real constituyen las dos especies más representativas de este grupo que se pueden ver con cierta frecuencia en los embalses de Sierra Boyera, San Pedro y en el Guadiato.

-Limícolas: La Cigüeñuela, se puede encontrar con cierta facilidad en las orillas de los Embalses de San Pedro y de Sierra Boyera.

-Ardeidas: Martinete, Garcilla Bueyera, y La Garza Real,  son especies de aves que se pueden observar habitualmente en las colas del Embalse de Sierra Boyera y en el del Guadiato

-Aguilucho Lagunero: Es muy habitual verlos planear por las orillas de los embalses del entorno, sobre todo por los carrizos.

A estos 4 grupos se les pueden añadir además especies divagantes que en algunas ocasiones es posible contemplar, como la rara Garceta Grande, la Espátula, el Águila Pescadora o el Rascón.