Archivo de la categoría: Vida saludable

plantas medicinales

Plantas medicinales tradicionales que se pueden cultivar en casa

Seguro alguna vez pensaste en tener tu propia huerta, con hierbas aromáticas o verduras que puedas usar para cocinar. Pero también puedes tener una huerta medicinal, que te ayude a crear remedios naturales.

Las plantas medicinales son fáciles de cultivar y de crecer en tu hogar. Seguro le darás un buen uso cuando crezcan, haciendo valer tu tiempo y mejorando tu salud de manera natural y ecológica.

Para usar como te, cataplasma, hacer aceites o polvos, hay distintos tipos de plantas que podrás tener en tu casa y seguro usarás como medicina. Sigue leyendo este artículo para conocer algunas de las hierbas más comunes y sus beneficios para la salud.

Condimenta y cura con el Ajo

El ajo es una especie con muchas propiedades beneficiosas para la salud y que también queda genial para condimentar cualquier comida. En vez de comprarlo cada vez que vas al supermercado, puedes optar por plantarlo en tu casa, ya que es una planta que no necesita muchos cuidados especiales.

Sólo necesitas una maceta, tierra bien drenada y un diente de ajo para comenzar tu propio cultivo. El ajo fue usado como medicamento natural mucho antes que como condimento, por su propiedad antibacteriana, antibiótica y antioxidante. Se recomienda consumirlo crudo, para mantener todas sus propiedades intactas.

Infusiones y más con albahaca

Otra planta que se usa mucho en la cocina, pero que también tiene grandes beneficios para la salud es la albahaca. Una infusión de estas hojas y limón es genial para curar dolores de estómago, de garganta y muchos otros.

Por otro lado, la albahaca activa el sistema inmune del cuerpo, por lo que es muy usado también para luchar la fatiga y depresión, regulando el sistema nervioso. Es una planta muy fácil de cultivar en cualquier rincón de tu hogar ya que puede criarse perfectamente en el interior.

Usa aloe vera para tópicos externos

Esta es una planta que nunca debe faltar en tu hogar, además de ser un purificador del aire muy bueno para el interior, el gel dentro de sus hojas es ideal para tratar cualquier herida superficial en la piel. Es una planta altamente beneficiosa y que además no requiere de muchos cuidados.

Por ello es que podemos encontrar tantos productos de belleza y cuidado de la piel con aloe vera, pero puedes saltarte estas marcas y usar directamente la planta sobre quemaduras, cicatrices, acné, sequedad y más afecciones en la piel.

Calma con árnica

Utilizado actualmente en muchos tratamientos para músculos, puedes plantar tu propia árnica en tu hogar. Es un potente anti-inflamatorio para hematomas, inflamaciones, esguinces o contracturas usado de forma externa. No es una planta difícil de crecer en casa, pero debes tener cuidado con niños y animales ya que su consumo directo resulta tóxico.

Bebidas de hierbabuena y menta

La menta es una planta aromática utilizada también en infusiones para tratar diarreas y cólicos estomacales. Puede calmar otras afecciones digestivas y también tiene un leve poder sedativo, por lo que se utiliza para calmar el nerviosismo o ansiedad.

Con características parecidas está la hierbabuena, que además sirve para tratar resfriados y dolores de cabeza. Ambas hierbas pueden tomarse en modo de infusión para aliviar los dolores y en preparaciones de comidas para condimentar.

Té de jazmín

Las flores de jazmín son muy famosas por su exquisito olor, pero también presentan beneficios para nuestra salud física y mental. Es muy común ver té de jazmín en las tiendas, pero también puedes realizarlo tú mismo. Esta infusión sirve para reducir la depresión o estrés, eliminar toxinas, ayudar con la digestión y hasta tiene propiedades afrodisíacas.

Lavanda para relajar

Además de un aroma espectacular, la lavanda es ideal para tratar la ansiedad, depresión, insomnio, entre otros por su capacidad de relajar y calmar el cuerpo. También tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Con un té o infusión de lavanda, puedes calmar la inflamación de la vejiga y problemas urinarios, y su aceite puede usarse para el dolor de cabeza también.

Se adapta bien a cualquier suelo con buen drenaje y necesita de riego sólo una vez a la semana, características ideales para una planta del hogar. Así tendrás una hierba con un olor exquisito y una planta muy beneficiosa para tu salud.

Hacer té de manzanilla

El té de manzanilla se usa mucho para relajar y tratar problemas relacionados a dolores de cabeza, de estómago o muscular. Es también una planta muy fácil de cultivar en casi cualquier tipo de suelo y con mucha luz solar.

Orégano: muchas propiedades

El orégano es una hierba que se usa muchísimo para condimentar nuestras comidas, pero también para tratar ciertos dolores y enfermedades, y es también usado para ayudar en la pérdida de peso. Tiene muchísimas propiedades beneficiosas: es antibacterial, antioxidante, antiinflamatorio y ayuda a aliviar dolores musculares, estomacales, de cabeza, resfriados, entre muchos otros.

Cuida tu pelo y cara con perejil y romero

Para tratar nuestro cuero cabelludo contra la caspa y dejar un pelo mucho más sano y brillante, podemos usar tónicos de perejil o romero. Por otro lado, el romero es muy bueno también para prevenir la caída del cabello.

Creando mascarillas de estas hierbas, también podemos cuidar la piel de nuestra cara contra la grasitud y el acné. Sin embargo, el uso principal que se le da al perejil es la reducción del mal aliento al consumir algunas de sus hojas machacadas directamente.

La hierba que salva

Usada tanto para condimentar como para crear remedios caseros, la salvia, que significa “la que salva”, es una planta medicinal empleada desde los tiempos antiguos. Sus infusiones calman los dolores en órganos digestivos, los resfriados, vómitos y fiebres, entre muchas otras afecciones. Es una planta que puede criarse sin problemas en interior, que necesita sol y estar protegida del frío.

Tratamientos faciales con tomillo

Su mayor propiedad es ser antiséptico, por lo que se usaba antes para tratar heridas y ahora se lo puede encontrar como ingrediente en jabones caseros de tratamiento para la piel. Puede hacerse un tónico de tomillo para usar en todo el cuerpo, que es muy refrescante además de astringente. También es una planta que le gusta el sol y necesita poco riego.

Crea remedios caseros y naturales

El uso de plantas medicinales es muy beneficioso para la salud, ya que son remedios totalmente caseros y naturales para equilibrar tu cuerpo o aliviar dolores. Son recetas que no tienen agregados nocivos e innecesarios para tratar malestares comunes, ahorrando en dinero y ganando calidad de vida.

Tener plantas en casa de cualquier tipo, representan una mejora en la salud por su capacidad de purificar el aire y ser bonitas a la vista, pero con este tipo de plantas además de esos beneficios, tendrás elementos para preparar remedios naturales caseros muy efectivos. Anímate a empezar hoy mismo una huerta en tu casa para cocinar y curar.

Vivir en el campo, casas de madera y piedra

La idea suele ir madurando durante largo tiempo, mientras la ilusión va adquiriendo forma y las preguntas, respuestas. Es que permanecer en la ciudad puede llegar a transformarse en un esfuerzo agobiante que demanda exigencias, sinsabores y un estilo de vida que muchos no desean continuar afrontando. Mudarse al campo, cambiar el estrés urbano por la calma rural, abrazando una experiencia vital absolutamente diferente es una tendencia que gana adeptos durante los últimos años. Existen numerosas maneras de emprender esta aventura, todo depende del objetivo de cada persona, pareja o grupo familiar que decida dar el paso. ¿Qué es lo que se persigue dejando atrás la gran urbe? ¿La búsqueda es únicamente de paz y belleza natural o implica, además, transformaciones más profundas? ¿Será una vida de campo con todas las letras o incluirá varios de los elementos conocidos de la metrópoli? Vivir en el campo puede significar diferentes cosas.Casa rural en madera moderna

A veces se trata solo de un sueño que nunca llega a concretarse. Se aplaza indefinidamente para un futuro que cada vez se aleja más del horizonte, ya que el sistema urbano despliega lazos que no todos logran cortar. Esto hace que en algunas ocasiones se apele a una solución mixta, como la de trabajar en la ciudad y disfrutar parte del día en el hogar situado en zonas rurales no demasiado alejadas o transcurrir allí fines de semana, días festivos y vacaciones. Esta modalidad se aplica con frecuencia a aquellos períodos de transición que median entre los últimos años de la edad productiva y la jubilación. Las familias con niños en edad escolar que buscan una vida más relajada, pero que no pueden prescindir por completo de los servicios educativos, médicos y de otro tipo que ofrece la ciudad, suelen vivir a medio camino, disponiendo así de los beneficios que le brindan ambas modalidades. Por lo general, aunque no exclusivamente, son los jóvenes quienes apuestan por un cambio más radical, instalándose en el campo y trabajando en el lugar.

A la hora de la mudanza, existen factores prioritarios a considerar. La generación de recursos económicos destaca entre las principales. Si bien es en las zonas urbanas, incluso en tiempos de crisis, donde las oportunidades laborales son más frecuentes, el ámbito rural también propone alternativas. Y si no aparecen a simple vista, hay que saber crearlas. El cultivo de productos ecológicos, la confección y venta de objetos artesanales, el cuidado de casas y jardines y los emprendimientos turísticos son algunas de las actividades más viables. Continuar con el desarrollo de los oficios que se desempeñaban en la ciudad, ofrecer servicios con los que no se cuente en el lugar y hasta trabajar a distancia y de manera independiente, si se dispone de una buena conexión a Internet, son también opciones válidas. No es necesario renegar absolutamente de las cosas positivas que proponen las grandes metrópolis, menos aún si se trata de proyectos que pueden llevarse a cabo en el campo, obteniendo dinero para la subsistencia. Es importante tener en cuenta estas ideas, adaptarlas al contexto y utilizarlas a favor.

La vivienda es otro de los temas fundamentales. No solo porque se trata de un núcleo primordial alrededor del cual se organiza la vida, sino, además, porque en este caso representa un símbolo del cambio deseado y concretado. Una casa rural no es cualquier casa, sino un emblema del anhelo largamente acariciado. Junto al entorno verde, bucólico y de aire puro, su imagen encarna la meta al final del camino.

Una de las características distintivas de las casas de campo es la importancia que se les otorga a los materiales propios de la zona. Así, las construcciones de casas de madera y piedra, que mantienen la armonía con el paisaje y la naturaleza circundante, suelen incorporar porches de madera o pergolas que se convierten en cálidos y acogedores refugios donde transcurrir la nueva existencia. Por lo general se conciben propuestas rústicas, funcionales y sencillas en las que las chimeneas tradicionales y los sólidos muebles de madera se unen a detalles decorativos regionales. Se busca, además, la conexión fluida de la vivienda con el espacio exterior, ya que disfrutar del sol, el agua y la brisa es un privilegio que se alcanza al vivir en el campo. Las opciones de diseño son múltiples, respondiendo a los gustos, necesidades y posibilidades de sus dueños, aunque la sensación de calma y equilibrio con el medio ambiente es un don garantizado, cualquiera sea el estilo arquitectónico desarrollado.

Alimentación saludable para ayudar a adelgazar

Para adelgazar de forma sana y efectiva es importante olvidar las dietas milagro que prometen grandes resultados en poco tiempo. Estos sistemas son muy frecuentes y se basan en una gran restricción dietética en la cual se prohíben ciertos alimentos dando como resultado un gran desequilibrio nutricional. Siempre se recomienda buscar a un especialista en nutrición que nos aporte unos principios y recomendaciones para controlar el sobrepeso, en su defecto necesitaremos aprender para lo cuál contamos con internet como fantástico aliado, podemos encontrar cursos online de todo tipo, pero mucho cuidado, en temas relacionados con alimentación o deporte no todos los cosejos son buenos ni recomendables.

La base de una dieta sana y eficaz debe ser la variedad y la utilización racional de los alimentos según sus propiedades y características. Evitando el exceso de las grasas y los azúcares simples, reduciendo ligeramente la cantidad de comida en el plato y combinando esto con una vida activa se puede conseguir y mantener un peso ideal.

Pero ¿cuáles son esos alimentos que tienen propiedades beneficiosas para la salud y ayudan a adelgazar?. Algunos productos potencian la eliminación de toxinas, ayudan a quemar grasas o aportan una agradable sensación de saciedad que calma el apetito con un bajo contenido calórico. Algunos de los más destacados se enumeran a continuación.

Verduras:

Sin duda, este grupo de alimentos es el más conocido de entre los productos que ayudan a delgazar. Su bajo contenido de calorías y sus importantes cualidades como fuentes de vitaminas, fibra y minerales los convierten en el alimento perfecto para lograr una dieta de adelgazamiento. La innovación y la creatividad en la elaboración de recetas con verduras permite disfrutar de deliciosos platos con muy pocas calorías como cremas, papillote, salteados, verduras a la plancha o rellenas, entre otras muchas ideas tan sanas como exquisitas.

Fruta:

Casi cualquier pieza de fruta, exceptuando los aguacates por su alto contenido en grasas, aporta menos de una caloría por cada gramo ingerido, por esta razón, además de por su agradable sabor y la gran diversidad de sabores existentes, las frutas se presentan como el alimento ideal para comer a media mañana o a media tarde.

Carne de ave:

El pavo y el pollo fundamentalmente son opciones excelentes para incluir las proteínas de la carne en la dieta. Se trata de carnes magras, es decir, de bajo contenido graso y por tanto con pocas calorías siempre que se elimine la piel y se cocinen al horno, la parrilla o a la plancha con poca cantidad de aceite. Otras carnes de ave como el ganso y el pato sí tienen una mayor cantidad de grasas y por ello deben consumirse con moderación.

Pescado:

Se trata de un alimento imprescindible en una dieta equilibrada. Se recomienda comer pescado entre dos y tres veces a la semana con una mayor presencia de este en la dieta que las carnes. En la misma línea que las carnes de ave, el pescado más adecuado para adelgazar será el que tenga menor cantidad de grasa como es el caso de los pescados blancos. La dorada, el lubina o la merluza son excelentes ejemplos de pescados ideales para una dieta de adelgazamiento pero es importante no freír ni empanar para evitar añadidos grasos. Por el contrario, es muy recomendable la elaboración de los pescados al horno, a la plancha o a la parrilla.

Patatas y pasta:

Ambos alimentos cuentan con una mala reputación que los precede bajo la idea de que engordan y deben ser eliminados de las dietas de adelgazamiento. Nada más alejado de la realidad, se recomienda su inclusión para lograr una dieta equilibrada por su gran aporte de nutrientes esenciales y su bajo aporte calórico. Evitando freír las patatas y añadir salsas o grasas a la pasta, se trata de alimentos sanos idóneos para adelgazar.

Lácteos:

En sus versiones desnatadas y semidesnatadas son complementos perfectos para las dietas de adelgazamiento porque cuentan con pocas calorías y aportan calcio y proteínas fundamentales para el cuerpo.